Todo sobre el Reiki

¿Qué es el Reiki?

 reikiEl Reiki, constituye en una disciplina de sanación englobada en el grupo de las medicinas alternativas o complementarias. Basándose en el principio de una energía universal, cierto tipo de fuerza procedente del Cosmos y que se manifiesta en los seres vivos como energía vital.

Desde un punto de vista etimológico, la propia palabra Reiki  ya hace referencia a la importancia que la energía vital de los seres vivos tiene en su práctica. Rei significa consciente, universal, mientras que Ki es un concepto para definir la energía vital.

Por lo tanto, la práctica del Reiki se enfoca en la canalización y manipulación de esta Fuerza Universal mediante la imposición de manos para conseguir balancear el campo energético del enfermo. ¿Por qué está compuesto este campo?

• Siete chakras: Para la cultura hindú, estos son los centros de energía del cuerpo y controlan diferentes aspectos del ser humano, desde su salud hasta su estado de ánimo.

• Múltiples meridianos a través de los cuales circula dicha energía. Haciendo el símil, serían como los caminos por los que se mueve.

Con la imposición de manos se consigue mejorar el estado de salud del paciente que se somete a la terapia, reparando sus desequilibrios emocionales, físicos y mentales. 

Los practicantes de esta disciplina la consideran una herramienta para alcanzar estos objetivos, desechando las ideas de creencia religiosa o de filosofía. Se basa en 5 principios establecidos por el fundador, que demuestran el interés que esta práctica mantiene en alcanzar un balance interno y externo:

1- Solo por hoy no te preocupes.

2- Solo por hoy no te enfades.

3- Honra a tus padres, maestros y mayores.

4- Gana tu sustento honradamente.

5- Muestra gratitud por todo lo que te rodea.

6- Origen y desarrollo del reiki: un poco de historia

Aunque los orígenes de esta especialidad se remontan a hace casi tres mil años, no fue hasta principios del siglo XX, en Japón, cuando el monje budista Mikau Usui redescubrió sus principios y fundó la Usui Reiki Ryoho Gakkai, una sociedad dedicada al empleo y a la enseñanza del Reiki como método de curación.  A su muerte, en 1926, había formado a varios profesores y a miles de alumnos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Reiki sufrió un duro golpe en Japón hasta prácticamente desaparecer. Actualmente, es más conocido en el resto mundo que en su país de origen y muchas de las técnicas empleadas en Japón pertenecen al Reiki occidental, por lo que se habla de reintroducción. Pero la vertiente más tradicionalista, preservada en el Usui Reiki Ryoho Gakkai, sobrevivió tras la guerra y continuó sus enseñanzas. 

Actualmente, aunque su uso se aplica mayoritariamente en el ámbito privado, se está expandiendo entre los hospitales y centros de salud, principalmente de Estados Unidos, como medida de refuerzo de la medicina tradicional.

¿Para qué se utiliza el Reiki?

Para hablar de la utilidad del Reiki como terapia sanadora es necesario conocer que su objetivo prioritario es colocar al sujeto en armonía con el entorno y con uno mismo y, a través de esto, influir sobre la salud del paciente estimulando sus sistemas de auto-sanación. 

Por ello, no se puede limitar su uso a determinadas patologías o situaciones, sino que se abre un abanico prácticamente ilimitado de campos de aplicación. Puede influir positivamente sobre múltiples patologías, como las alergias, el dolor, las alteraciones del metabolismo, los problemas digestivos y respiratorios; las enfermedades degenerativas o el asma, entre otras muchas. 

Se considera, además, que carece de efectos secundarios o perjudiciales para la salud, aunque se recomienda tomar precauciones en determinadas patologías infecciosas para evitar propagar la enfermedad. 

Pese a todos los beneficios del Reiki que aporta nunca debe sustituir a los tratamientos médicos tradicionales. Tan sólo ha de ser un apoyo a los mismos. De hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido en algún documento su utilidad como terapia complementaria de los tratamientos convencionales, pero nunca como alternativa a los mismos.

Pasos del Aprendizaje del Reiki

Todo el mundo puede aprender Reiki, siempre que tenga disposición y paciencia para ello. No se trata de algo que se pueda asimilar en unos días, sino que lleva un tiempo de aprendizaje que dependerá de cada persona. Tampoco es necesario poseer ningún conocimiento previo y las creencias personales y el estilo de vida es irrelevante. Lo principal a la hora de comenzar es localizar a un maestro que pueda servir de guía al alumno y que le oriente durante su entrenamiento.

Aunque cada tipo de escuela desarrolla su propio método de enseñanza, en la mayoría está estructurado en cuatro niveles. Son los siguientes:

• En el primero de ellos el objetivo es iniciar al alumno en el mundo del Reiki, explicándole los conceptos básicos de los que consta, su historia y tratando de alinearle con la Energía Universal y enseñándole a canalizarla a través de sus manos. Se centra sobre todo en el aspecto físico. Una vez superado este nivel ya puede practicar esta terapia sobre otras personas o sobre sí mismo.

• En el segundo nivel, el alumno aprenderá sobre el manejo de Reiki a distancia, no solo imponiendo sus manos,  y el uso de los símbolos que se emplean en esta disciplina, llamados Cho Ku Rei, Sei He Ki y Hon Sha Ze SHo Nen.  Además de lo aprendido en el primer nivel sobre tratamiento físico, aquí se hace  especial énfasis en los aspectos psicológicos, sobre todo los relacionados con las emociones y el estrés. 

• Tras un lapso de tiempo no inferior a tres meses practicando tratamientos de primer y segundo nivel, el Reikista puede acceder a un tercer grado en el que se completa la enseñanaza sobre procesos de sanación y se fomenta el aprendizaje de técnicas de meditación para alcanzar un nivel más espiritual. 

• Por último, se llega al cuarto grado o nivel de maestria en el que se aprende todo lo necesario para encargarse de la enseñanza de los nuevos aprendices. Se reciben los símbolos del Dai ko Myo y de La serpiente de fuego tibetana.  Para alcanzar este grado es indispensable que el Reiki forme parte de la vida cotidiana del aspirante, viviendo a través de los cinco principios que la fundamentan.

El tiempo necesario para alcanzar la maestría suele ser de aproximadamente dos años, dependiendo de la capacidad de cada persona y de cómo asimile los conocimientos de cada nivel.

¿Qué son los símbolos del Reiki?

Los símbolos aparecen asociados al Reiki desde su origen. En la antigüedad, se sospecha de la existencia de más de 300 símbolos, de los cuales solo se conservan unos pocos. El secretismo con el que han sido tratados por parte de los practicantes de esta disciplina ha contribuido a propiciar una imagen mística y esotérica del Reiki.

 No obstante, a los iniciados se les obligaba a jurar que jamás revelarían la forma de estos iconos. Con el paso del tiempo y aprovechando el auge de sistemas de comunicación tales como internet, han sido divulgados de modo que ahora están al alcance de cualquiera que tenga interés en buscarlos. Como ya hemos visto anteriormente se suelen enseñar en los distintos niveles y forman una parte importante de la práctica, ayudando a canalizar la Energía Universal y potenciando el poder de la misma. Los principales símbolos empleados son:

CHo Ku Rei:  Su nombre significa “La energía está aquí” o “Dios está aquí” y sirve para aumentar la cantidad de energía que manipula y canaliza el Reikista. Es uno de los símbolos más empleados y suele ser el primer icono que se aprende.  Por su capacidad de atraer o dispersar energía dependiendo de la forma en la que se dibuje, se suele emplear para eliminar energías negativas o purificar lugares o atraer la riqueza material.

Sei He Ki: Es el segundo símbolo que se aprende. Su nombre significa “La tierra y el cielo se reúnen” y está asociado a la mente y a las emociones, empleándose para tratar dolencias tales como la eliminación de malos hábitos, recuperar la energía mental o para la depresión.

Hon Sha Ze SHo Nen: También conocido como “La pagoda” (típica casa oriental), es el símbolo más poderoso del segundo nivel. Constituye la imagen del tiempo y el espacio, permitiendo al Reikista actuar a distancia del paciente.

Dai Ko Myo: Su significado es “La esencia de la sabiduría divina” y constituye el símbolo más poderoso del Reiki, sólo accesible a los Reikistas de tercer nivel y maestros. Permite una mayor conexión con la Energía Universal y por lo tanto potenciar la energía sanadora del Reiki. Se cree que puede tener las funciones combinadas de los tres símbolos de primer nivel y que utilizándolo junto a alguno de estos potencia en gran medida su acción.

Raku y serpiente tibetana de fuego: No pertenecen al grupo de los símbolos tradicionales, pero han ido incluyéndose poco a poco dentro de la iconografía Reikista. Se emplean en las iniciaciones para abrir el aura y los chakras del alumno.

comments powered by Disqus